Cultivo de hierbas culinarias en recipientes.

Las hierbas culinarias, como casi todas las plantas, pueden cultivarse en recipientes

Hoy nuestra hierba culinaria es Allium (ajo)


Utilizando recipientes podremos crear un diminuto jardín culinario en un pequeño espacio.

Recomiendo utilizar macetas de barro frente a las plásticas porque permiten una mejor “respiración” al compost, no elevan tanto la t
mperatura del compost y las raíces se pudran con mayor dificultad.

Una cuestión fundamental es que nuestro recipiente tenga un buen drenaje. En el fondo de la maceta/recipiente es aconsejable poner una capa de gravilla, teja o ladrillo desmenuzado.

Es necesario elegir una maceta adecuada al porte de la planta que vamos a cultivar. Mi recomendación es utilizar un recipiente para cada

hierba. Inicialmente parecerá  mejor la mezcla de varias hierbas pero con el vigor de crecimiento solo crearemos problemas en el futuro.

Es fundamental el aporte de agua.

Debemos colocar el recipiente en una zona soleada y abonar adecuadamente, cada 30 días, así aseguraremos una planta sana y fuerte.

Existen plantas que debemos controlar como pueden ser la menta y la hierbabuena. Son invasoras y si no tenemos controlado su cultivo, inmediatamente serán las “dueñas” de nuestro espacio de cultivo.

Hoy nuestra hierba culinaria es el Allium

Esta hierba tiene atractivo ornamental debido a sus flores malvas o blancas.

Emplazamiento: se puede ubicar a pleno sol pero también en un lugar con poca sombra.

Prefiere suelos ricos, orgánicos y con buen drenaje … aunque también se adaptan a suelos pobres.

Se resienten en condiciones duras y con mucha agua. Debemos evitar encharcamientos.

Tolera el frío, resistiendo hasta los -20ºC.

 

Interés culinario: podemos utilizar diversos elementos para su uso en cocina.

Hojas desmenuzadas: se pueden usar como condimento de sabor más o menos fuerte en ensalada, sopas y platos cocinados.

Bulbos: enteros, troceados, cocinados, crudos … Es empleado como condimento.

Flores: tienen un sabor más suave que bulbos y hojas. Son adecuadas para ensaladas y guarnición.

Algún truco para su utilización

Para evitar el gusto fuerte y que repita el sabor después de su consumo: abrir el diente por la mitad  y quitar el tallito verde que hay en el interior.

Si queremos atenuar su sabor: poner los dientes de ajo en remojo durante una hora antes de la cocción.

 

logo

¡Contacta con nosotros!

Estamos esperando tener noticias tuyas, ponte en contacto con nosotros y te atenderemos sin compromiso

Pide un presupuesto

        

Dirección

Calle Emilio Pereiro Juega, 7

15800, Melide (A Coruña)

CONTACTO

paisajismo@tineo.gal

630 782 293

Facebook HouzzInstagram

Diseño web A Coruña Pululart

Close

Error: Formulario de contacto no encontrado.