JARDIN VERTICAL EN ESPACIOS PÚBLICOS

Belleza indiscutible pero ¿ Quién los mantiene?

El motivo del presente comentario surge a raíz de recibir una propuesta para presupuestar la ejecución de un jardín vertical en un ayuntamiento rural de Galicia por donde pasa el Camino Francés a Santiago de Compostela.

Cada diseñador tiene sus líneas maestras de trabajo. En mi caso procuro valorar el diseño inicial pero también el mantenimiento futuro. De nada sirve diseñar y crear algo atractivo si después carece de practicidad y funcionalidad.

Coste de ejecución

Un jardín vertical es costoso de ejecución, digan lo que digan. Los sistemas de anclaje son varios pero encima de la mesa tengo diversas modalidades con precios desde 466,66 €/m2 (estructura, sistema de riego y sustrato) hasta 130 €/m2 (solo estructura). Si a esto le añadimos el coste de la planta (20 ud/m2), el montaje y demás, podemos pensar que el precio llega a unos valores muy muy elevados. Como mínimo tendremos que calcular unos 200 €/m2.

Imaginemos que disponemos de ese presupuesto y ejecutamos la obra. Estoy convencido del éxito inicial, de las numerosas fotografías que los peregrinos realizarán al mismo pero … ¿cuánto durará esa alegría?

Mantenimiento

Si nos encontramos en un municipio rural, con servicios “justitos” en lo que se refiere al ámbito de parques y jardines, la pregunta crucial es: ¿Podrá mantener nuestro jardín vertical en perfecto estado?

Hay que recordar la necesidad de realizar un adecuado control de agua (tanto por exceso como por defecto), un control de nutrientes en épocas de crecimiento (cada 15 días) y durante el resto del año (1 vez al mes), el control de plagas y enfermedades, la poda de aquellas especies que los requieran, la eliminación de hojas y ramillas secas, la sustitución de plantas dañadas o desaparecidas …

La verdad es que el futuro de ese jardín vertical no es muy halagüeño.

Planteemos  una alternativa más sencilla pero efectiva, de menor coste de ejecución y mantenimiento.

Alternativa

Supongamos que esos muros que llevarán adosada una estructura para soportar el jardín vertical son recubiertos por una estructura mucho más ligera y simple.

Imaginemos que a pie de ese muro podemos establecer unas jardineras o acondicionar el suelo para proceder a la plantación de especies trepadoras. Si es así, podemos utilizar una interesante mezcla de Clematis y rosales trepadores.

No hemos descubierto nada, tan solo hemos transformado nuestro jardín vertical en un muro verde.

Las Clematis no son plantas complicadas y solo necesitan dos cosas: fertilizar durante la época vegetativa y podar. Así tenemos unas actuaciones perfectamente localizadas en el tiempo y de fácil ejecución.

Los rosales trepadores planteados serían reflorecientes y perfumados (diversa intensidad). El mantenimiento se ciñe a una fertilización en la época vegetativa y poda. Fácil ejecución y épocas de ejecución muy claras.

Las Clematis alcanzan alturas entre 2,00 m -4,00 m. Los rosales trepadores desde 2,00 a 7,5 m (incluso más).

Si establecemos una adecuada densidad del plantación podremos cubrir adecuadamente el muro.

En cuanto al riego, tan solo necesitaríamos una sencilla tubería de 16 mm con goteros.

En breves fechas finalizaremos una actuación en un jardín privado. Vamos a cubrir un muro con mezcla de clematis (perenne y caduca), rosales trepadoras y lúpulo. Ya os mostraremos los resultados.

logo

¡Contacta con nosotros!

Estamos esperando tener noticias tuyas, ponte en contacto con nosotros y te atenderemos sin compromiso

Pide un presupuesto

        

Dirección

Calle Emilio Pereiro Juega, 7

15800, Melide (A Coruña)

CONTACTO

paisajismo@tineo.gal

630 782 293

Facebook HouzzInstagram

Diseño web A Coruña Pululart

Close

Error: Formulario de contacto no encontrado.